Residentes médicos son tratados con régimen militar


El acoso sistemático es algo que prevalece en los hospitales del sector salud, pues es sabido que los médicos residentes de mayor antigüedad ejercen prácticas antipedagógicas sobre los recién llegados.

Estudiantes de medicina que actualmente están realizando su especialidad en salubridad, son extorsionados por los doctores adscritos (los de planta) y otros compañeros de grados (residentes) más arriba.

De acuerdo con integrantes del sector, les exigen comprar artículos para uso "común" (bocinas, cafeteras, alimentos, bebidas alcohólicas, etc.) ya sea por capricho o como reprimenda; adicionalmente les imponen horarios que atentan con su seguridad al hacerlos salir en la madrugada o incluso contra su salud al no dejarlos dormir, tener aseo personal o incluso alimentarse; si alguno se queja de este trato son relegados impidiendo que aprendan.

El pasado 16 de mayo Zyanya Estefanía, residente de pediatría en el Hospital del Niño Poblano se suicidó, pues no soportó más el acoso que sufría por parte de los médicos superiores.

Estas prácticas son llevadas a cabo principalmente en los Hospitales de Ticomán, Balbuena, Xoco, La Villa, Luis Cabrera, y Leñero, sin embargo, hasta el momento la Secretaría de Salud no se ha pronunciado al respecto ni llevado una investigación a fondo del tema.

Tal como se observa en la página de Facebook Yo Soy Médico #17, un médico residente de tercer grado propina tremendos rodillazos a un estudiante de menor grado como "castigo", sin importarle el daño que le pueda ocasionar.

Esta no es una práctica aislada, ya que desde que los médicos comienzan su residencia les advierten que serán tratados como "perros" y aunque lleven el caso a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) sus superiores son prácticamente intocables debido a que no están afiliados a algún sindicato.

https://www.facebook.com/yosoy17internacional/videos/1022185341264967/?t=5

#SectorSalud #Residentesmédicos #Corrupción

© 2017 Capital Noticias