Biólogo mexicano descubre en esponjas marinas fármacos contra Alzheimer y Covid-19

El biólogo mexicano Darwin Pech Puch, auspiciado por universidades de España, Reino Unido, Alemania, Portugal y del país, descubrió moléculas de esponjas marinas halladas en las costas de la Península de Yucatán, son potenciales fármacos para combatir enfermedades como el Alzheimer y covid-19.




"Mi investigación se centra en la exploración y búsqueda de fármacos en diversas especies marinas y resultó que las moléculas también pueden ayudar a combatir células cancerígenas y bacterias multirresistentes que hay en hospitales", cuenta el científico, quien estudia un posdoctorado en la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY).
“Las moléculas que aislamos de varios tipos de esponjas también tienen poderes antiinflamatorios para tratar el Alzheimer y otras dos resultaron con potencia antivírica capaces de combatir covid-19" agregó

El biólogo reconoció que México es un país rico en biodiversidad y que su investigación se trata de aprovechar las adaptaciones de los organismos y darles un uso, para la búsqueda de nuevos fármacos.


Explica también que las esponjas marinas, que son la fuente principal de su investigación, son organismos acuáticos primitivos que habitan desde hace millones de años en el ambiente marino y las hay también en ambientes dulceacuícolas.

"Estos animales que no tienen tejido se forman de conjuntos de células y habitan en diversas profundidades que van de cero a miles de metros", dijo.

Darwin Pech lamentó y considera necesario crear un catálogo para conocer y cuantificar las esponjas, con la finalidad de crear estrategias para conservarlas y estudiarlas más. Actualmente en el mercado existen nueve productos de origen marinos que se usan de manera directa en los medicamentos.


La línea de investigación de Pech sobre los productos marinos permite un enfoque desde la taxonomía, esto quiere decir que cada una de las especies tiene sus propias moléculas y beneficios. Las esponjas son poco exploradas, por eso Pech decidió realizar esa investigación.


Una vez que recolecta las esponjas, sigue un proceso químico, donde obtiene productos naturales que están dentro de las células de esta especie marina

"A partir de una mezcla de disolventes logramos romper las células y extraer los compuestos de interés y seguimos con un proceso de aislamiento utilizando herramientas cromatológicas que básicamente son estrategias de separación para aislar cada molécula", explicó.

Pech, anunció que pronto dará a conocer los resultados de la nueva fase de investigación, en colaboración con el Instituto de Investigaciones Biomédicas y el Centro de Investigaciones Científicas, ambas de la Universidad de la Coruña, y la Fundación Medina de España.