Desarrolla PEMEX infraestructura para aprovechar gas


PEMEX trabaja en el acondicionamiento de la Estación de Medición y Control (EMC) Papan y proyecta la instalación de la batería de separación Ixachi, con lo cual avanza en sus planes de reducción de gas metano y en el aprovechamiento y comercialización de gas.


De acuerdo con información proporcionada por la empresa, la EMC Papan ya está casi lista y va a aprovechar el gas incremental producido en el campo Ixachi, maximizando los recursos de Pemex en instalaciones del Activo de Producción de Veracruz y también se aprovechará para generar gas LP. Esta estación tiene la capacidad de manejo de hidrocarburos en estado líquido y de tratamiento de agua congénita, lo que además contribuye con los compromisos y la responsabilidad ambiental de la empresa.


El desarrollo de dicha infraestructura se da en el marco de los compromisos de PEMEX para reducir hasta 98% las emisiones de gas metano en los procesos de exploración y producción, para lo cual, la petrolera va a invertir 2 mil millones de dólares de recursos propios y de créditos internacionales.


Octavio Romero Oropeza, director general de PEMEX, comentó que en lo que va del año la empresa ha reducido 44% el volumen de la quema de gas, incrementando su aprovechamiento del 92 al 96%, pero el objetivo es alcanzar el 98% al cierre de esta administración.


“Hay dos proyectos muy importantes para este propósito, es la ampliación de medición y control Papan, y la batería de separación Ixachi”, destacó el funcionario.


Aprovecharán gas para venta


La EMC de Papan cuenta con una capacidad de hasta 300 millones de pies cúbicos diarios de gas húmedo amargo y un flujo mínimo garantizado de 142.5 millones de pies cúbicos diarios.


En lo que se refiere a lo que será la batería de separación en Ixachi va a impulsar el cumplimiento de producción y venta nacional de gas y condensado, cuyo objetivo es llevar a cabo la separación eficiente de las fases aceite-gas-agua de los hidrocarburos provenientes de dicho campo.


Ixachi posee mil 972 millones de barriles de reservas de hidrocarburos y se busca que la batería de separación tenga una capacidad de hasta 800 millones de pies cúbicos diarios de gas húmedo amargo, así como 100 mil barriles diarios de hidrocarburos líquidos. Esta obra contará con procesos para acondicionar 600 millones de pies cúbicos de gas en calidad de venta, así como el manejo adecuado de hidrocarburos líquidos y de agua congénita.


Francisco Javier Flamenco López, subdirector de Especialidad Técnica de Explotación en Pemex Exploración y Producción (PEP), dijo que actualmente en la región sur buscan impulsar el enfoque de responsabilidad social, minimizar el impacto ambiental y mejorar la eficiencia energética, pero que la idea es que esto se replique en todo el país.


“La estrategia es convertir a Pemex en una empresa socialmente responsable, que promueva prácticas de desarrollo sustentable mediante la reducción de emisiones invasivas y aprovechamiento adecuado de los recursos”, comentó el funcionario.


Ambos proyectos se encontrarán en Veracruz, entidad que cuenta con tres centros de procesamiento de gas, y según información del estado aportan el 42% de la producción nacional.