Reabren Museo del Templo Mayor bajo estrictas medidas sanitarias

En sus salas permanentes se apreciarán piezas y elementos museográficos nuevos, y la exposición temporal Tenochtitlan y Tlatelolco. A 500 años de su caída.

La Secretaría de Cultura del Gobierno de México,a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), anuncia que el Museo del Templo Mayor (MTM) ha reabierto sus puertas al público bajo estrictas medidas sanitarias. El recinto museístico estará abierto los martes, miércoles, viernes y sábados, de 10:00 a 15:00 horas; sin embargo, el horario estará sujeto a los semáforos epidemiológicos de la Ciudad de México.


La Zona Arqueológica del Templo Mayor de Tenochtitlan permanecerá cerrada a la visita del público debido al mantenimiento y reparación que se realiza en las techumbres.


A fin de garantizar la seguridad y salud de su personal y de los visitantes, para el acceso al Museo del Templo Mayor se seguirán las medidas preventivas de carácter obligatorio, determinadas por las secretarías de Salud y de Cultura, y siguiendo los protocolos del Gobierno de la Ciudad de México, entre los que se encuentran el uso, en todo momento, del cubrebocas, la aplicación de alcohol gel y la toma de temperatura, así como el uso de tapete desinfectante.

Los visitantes podrán recorrer la exposición temporal Tenochtitlan y Tlatelolco. A 500 años de su caída, así como las ocho salas de la colección permanente, donde se encontrarán con piezas y elementos museográficos nuevos.

Tocado de papel


Tras su hallazgo en el año 2000, los investigadores del Templo Mayor se han abocado al estudio, restauración, conservación y resguardo de la Ofrenda 102, descubierta en el predio de las Ajaracas.


Esta ofrenda, dedicada al dios Tláloc, contiene gran cantidad de restos arqueológicos de fibras vegetales en buen estado, explicó la restauradora del MTM, María de Lourdes Gallardo Parrodi, al referir que parte de la misma se exhibe en la Sala 6 Flora y Fauna, pero algunos de sus materiales, debido a su fragilidad, no pueden ser expuestos de manera permanente.


Se planea que la exposición de dichos elementos se presente por periodos cortos y de manera rotativa, con la finalidad de que el público visitante conozca la mayoría de estos objetos. Para su adecuada conservación durante su exhibición se tuvo que hacer una vitrina climatizada, con condiciones controladas, detalló la restauradora.


De este modo, se presenta por tiempo limitado un tocado de papel y una máscara de madera relacionados con el culto a Tláloc.


Mapa interactivo


En la Sala 3 se ha incluido un mapa interactivo como estrategia didáctica para la comprensión del sistema de tributación que tenían los mexicas. Este elemento permitirá observar el crecimiento del imperio, así como la expansión que alcanzó hasta 1519.


El mapa fue realizado con base en las últimas investigaciones en la materia; así, por ejemplo, se muestran los llamados distritos militares y la situación de los territorios independientes. Cuenta con un apartado con material que presenta las 38 tablas de tributo, de acuerdo al Códice Mendocino, y la ubicación de las provincias tributarias.


También hay notas para identificar materiales que se encuentran en las diferentes salas del museo y hacer un vínculo entre algunas piezas que se han identificado por gobernante y las diversas etapas constructivas del Templo Mayor, detalló la jefa de Curaduría del museo, Judith Alva Sánchez. Además habrá un divertido y didáctico “reto matemático”.


En palabras de la jefa de Comunicación Educativa, Ingrid Hernández Gómez, el mapa está pensado para funcionar de dos maneras: una, como herramienta autodidacta, y la otra, a través de un video explicativa que se proyecta de forma continua.