Los 5 platillos básicos para Día de Muertos, por el chef Jorge Carlos Fernández Francés



Jorge Carlos Fernández Francés, experto en el sector gastronómico, nos explica cómo en México, el Día de Muertos es una forma de mantener viva la memoria de los que ya no están con nosotros, recordándoles con cariño, conservando la tradición de invitarlos a regresar mediante aromas y sabores, con la típica comida que se pone en el altar de muertos.


Lo valioso de este día, es que se consienta a nuestros seres queridos con los platillos que más les gustaban en vida y acompañarlos con estas 5 delicias para disfrutar de esta típica y hermosa fecha mexicana.


1.- Pan de Muerto


Uno de los manjares más característicos de estas fechas sin duda es el pan de muerto, lo podemos encontrar en las panaderías y pastelerías de México y podemos elegir entre los que están bañados de azúcar o ajonjolí según el estado.


El origen de este pan tiene muchas variantes, pero su forma característica con líneas cruzadas puede representar los cuatro puntos cardinales o las cuatro deidades aztecas, otros mencionan que hacen alusión las lágrimas y otros a los huesos de los difuntos siendo el centro el corazón o el cráneo, dice el chef Fernández Francés.


2.- Dulce de Calabaza


También conocido como Calabaza en Tacha, este postre de fruta caramelizada es uno de los platillos más comunes y tradicionales para poner en la ofrenda. Su preparación consiste en cocer la calabaza con ingredientes como el piloncillo y la canela para hacer una miel que acompaña a los trozos de dulce.


3.- Alfeñiques de azúcar


Dulces de pasta de azúcar que se moldean en forma de calaverita para después hacer alusión a algún difunto; con el nombre inscrito en la frente. El experto gastronómico, Jorge Carlos Fernández, nos menciona que en los Portales de Toluca, se hace una Feria del Alfeñique; donde los clientes pueden adquirir, figuras de alfeñiques para sus ofrendas, contando con una gran variedad de formas y figuras.


4.- Tamales


Dependiendo del estado en el que nos encontremos serán los tamales que escojamos, aunque generalmente se sirven los tamales colados, típicos del estado de Yucatán, pero también se preparan los de estilo oaxaqueño con hoja de plátano o los tradicionales de hoja de maíz.


5.- Atole


En esta época no puede faltar un delicioso atole para acompañarlo con nuestro pan de muerto. Tradicionalmente, el atole se prepara cociendo el maíz en agua o leche hasta obtener una bebida con una textura espesa. Actualmente, es posible encontrar todo tipo de versiones con agregados diferentes para añadirle sabor.


Para finalizar, Jorge Carlos Fernández Francés, nos recuerda que este día es tan importante que se ha heredado a través de los siglos siendo una de las tradiciones más hermosas de México, tanto que es reconocida internacionalmente e incluso ha sido considerada Patrimonio de la Humanidad.