El cierre de la línea 1 del metro cambia la movilidad en la Ciudad de México

Hace un par de días la línea 1 del metro de la Ciudad de México sufrió un cierre parcial debido a los nuevos arreglos que se están llevando a cabo para la optimización de la misma. Por lo que se ha buscado la manera en la que esto afecte lo menos posible a la población que día a día utilizan el transporte colectivo metro.


Cierre parcial de la línea 1


Ante las posibles afectaciones que podrían surgir, se ha desarrollado una ruta que sigue los puntos de las estaciones cerradas de la línea 1. Esto por medio de los autobuses RTP, mismos que tienen un horario de 5:00 de la mañana a 12:00 de la noche de lunes a viernes, los sábados el servicio comenzará a las 6:00 am, y los domingos a las 7:00 de la mañana.


Las autoridades han informado que se dispondrán de 220 autobuses con el fin de optimizar el tiempo de traslado entre los usuarios. También han hablado de otras posibilidades de traslado como la línea 4 del Metrobús que recorre la estación Hidalgo a Pantitlán, o la línea 9 del metro.


Para que la población no resulte afectada económicamente, las instancias del metro, así como el Gobierno de la Ciudad, han asegurado que los precios de la ruta alterna RTP tendrá el mismo costo que un boleto del metro, así mismo podrán transbordar si es necesario sin un costo extra tanto del metro como del Metrobús.


Cabe señalar que las acciones que han sido desarrolladas en la movilidad integral se coordinan por medio de la Secretaría de Movilidad, en compañía de otras instancias, mismas que han creado un sistema de apoyo en las estaciones alternas de los RTP para hacer más fácil el traslado de los usuarios.


El Gobierno de la Ciudad de México ha señalado que es importante la remodelación de la línea 1, pues fue creada en 1969, inaugurando con ella el Sistema de Transporte Colectivo Metro, por lo que hacer una renovación completa es fundamental para brindar un servicio de calidad a la población.


La reparación será minuciosa, lo que hace que se desarrolle en dos etapas. La primera se prevé que concluya en febrero de 2023, mientras que la segunda parte de la línea tendrá sus reparaciones en marzo del próximo año, estimando que se concluya por completo el proyecto en agosto del 2023.