Recuerdan que Santillán convirtió a Álvaro Obregón en un paraíso de giros negros


Un video divulgado en redes sociales recuerda los nexos del experredista Eduardo Santillán con la trata de personas y negocios de giros negros durante su encargo como delegado de la hoy alcaldía Álvaro Obregón.


“¿Regresarías a lo mismo?” cuestionan en la grabación de poco más de un minuto, donde exhiben los malos manejos de Santillán en la demarcación a la que hoy busca regresar como alcalde de la mano de Morena.


Expone que, como delegado, este personaje permitió que bares y clubes operaran como agencias de servicios sexuales.


Incluso, en algunos de estos lugares, la extinta Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal realizó redadas donde fueron rescatadas más de 40 mujeres, quienes identificaron al exdelegado como un cliente habitual.


Los señalamientos llegaron a tal punto, que se sumaron exigencias para investigar los vínculos de Santillán como socio del centro nocturno y de citas "La Corbata" ubicado cerca de la propia delegación Álvaro Obregón.


Santillán Pérez, ahonda el video, también permitió que los acontecimientos que ocurrieron en el club “Bar-Bar” relacionados con el ataque al futbolista Salvador Cabañas quedaran impunes, pues “enterró los hechos al clausurar sin procedimientos el club”.


Además, no era el único bar de este giro que operaba con licencia de su administración, pues otros negocios donde se reportó la venta de drogas, riñas, estacionamiento prohibido, prostitución y venta de alcohol sin licencia, se mantenían abiertos; testimonio, acusan, de que contaban con la protección del delegado.


Esto ha provocado que vecinos de la Álvaro Obregón señalen a Eduardo Santillán, como el causante de la inseguridad de la alcaldía por permitir la propagación de negocios de giro negro al amparo de del poder.