Pemex y Sedena fortalecen la operación de transporte terrestre de combustible


La empresa de Petróleos Mexicanos (Pemex) registró en lo que va del 2022 una operación de transporte de combustible entre terminales, esto con la participación de Sedena, con lo que se generó un avance del Plan de Transporte Terrestre de Combustible.




De acuerdo con información del Cuarto Informe de Gobierno, dichos autotanques o pipas trasladaron 2 mil 167 millones 621 mil 558 litros de combustibles, los cuales beneficiaron a los habitantes de 28 ciudades prioritarias.


Lanzado en febrero de 2019, el Plan de Transporte Terrestre de Combustible se creó con la finalidad de contribuir con el gobierno federal en el abastecimiento de combustible hacia zonas de prioridad en el Territorio Nacional.


Asimismo, se conformó con la idea de atender los problemas de distribución, al tiempo que se combatía el robo de gasolinas, además de dar mayor seguridad en las carreteras y puntos críticos, hacer más eficientes las terminales y optimizar los tiempos de carga y descarga de los autotanques.


Actualmente, este plan cuenta con mil 422 conductores contratados por la Sedena, mientras que la operación de las pipas corresponde a Pemex.


Por otro lado, adicional a este programa, este año Pemex arrancó con la operación de los primeros autotanques última milla que transportan combustibles de las terminales a gasolineras.


Al respecto, Octavio Romero Oropeza, director general de la petrolera, la implementación de este programa representa un avance en el fortalecimiento logístico de la empresa productiva del Estado y en la recuperación del mercado interno de combustibles.


Señaló además, que dicho proyecto de transporte ha tenido una mayor demanda, coadyuvando al crecimiento del 21% anual en el primer semestre del año, que han registrado las ventas internas de gasolina, con lo que se suman dos semestres consecutivos al alza.


Por otro lado, Romero Oropeza comentó que el fortalecimiento de este plan es hacer más eficientes los procesos de logística y reparto, además de reducir los costos de operación; por ello, el objetivo de Pemex para este año es aumentar la atención de 7 mil estaciones de servicio a más de 9 mil, y que con las nuevas unidades se alcancen 58 rutas de traspaso entre terminales.


Tan solo de marzo a septiembre del presente año, estas pipas han realizado 3 mil 397 viajes por día, en promedio. Cabe recordar que a principios de año, el director de Pemex dio el banderazo de salida a los primeros 30 pipas de última milla para el reparto de combustibles, los cuales forman parte de un total de mil 800 que se tiene planeado alcanzar en un periodo de 12 meses.