¿Otra vez? Nuevo León se podría quedar sin agua


Este lunes 31 de octubre sería el “día cero” porque justamente vence el plazo para que Nuevo León trasvase agua a Tamaulipas, una situación que no ha estado exenta de polémica.


De acuerdo a información del gobernador Samuel García, un decreto presidencial de Andrés Manuel López Obrador, indica que por la sequía que afectó al Estado no se podrá ceder el líquido, el edicto está vigente desde el 6 de junio y hasta al 31 de diciembre.


De acuerdo al mandato publicado en el Diario Oficial de la Federación con fecha del 29 de julio el uso doméstico y el uso público tendrán preferencia sobre cualquier otro uso.


En este caso, la cesión de agua a Tamaulipas será para uso agrícola. En este se señala que el agua para consumo humano tiene prioridad


García se reunirá este lunes con autoridades de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) para analizar la situación.


De acuerdo al convenio establecido en 1996, si la presa El Cuchillo tiene más de 315 millones de metros cúbicos de almacenamiento con fecha al 31 de octubre y la presa Marte R. Gómez tiene menos de 700 millones, Nuevo León está obligado a ceder lo que se requiera para cubrir la cantidad.


CONAGUA será el organismo encargado de realizar las métricas correspondientes, aunque el gobernador destacó en septiembre que está trabajando muy de cerca con el organismo.


“El decreto está por encima del convenio, jurídicamente hablando. Es un decreto-ley del Ejecutivo Federal y está por encima del convenio (con Tamaulipas). Señala que no puede haber trasvase porque el derecho humano al agua está por encima del de riego”, expresó García.


Reiteró que está muy confiado en que el pacto no tendrá efecto y que está constantemente en comunicación con la CONAGUA, que el 31 de octubre, después de hacer una medición, determinaría si se cede o no agua a Tamaulipas.


“Sí hay que ayudarlos, pero hay que ser sensatos. Sería incongruente hacer el trasvase. Germán Martínez, director de CONAGUA confirmó que el derecho humano agua está por encima del de riego”.


El mandatario estatal reafirmó que la ciudadanía debe estar confiada de que no habrá trasvase este año.