NYCE brinda esquemas de protección de datos para empresas

El organismo de Normalización y Certificación (NYCE) trabaja en hacer accesibles los esquemas de protección de datos para empresas y organizaciones con el objetivo de prevenir la pérdida de los datos personales de colaboradores, clientes, aliados y usuarios de los servicios.


En el marco del Día Internacional de la Protección de Datos Personales, que se conmemora este 28 de enero desde 1981, Carlos Pérez Munguía, director general de NYCE, destacó que la Certificación de Protección de Datos Personales es una herramienta fundamental “que llega en un momento muy oportuno para ayudar a los empresarios”.


Actualmente, este organismo brinda esquemas de certificación en la materia para sujetos obligados, así como para entes privados de industrias que proveen servicios de telecomunicaciones, de Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC´s), en call centers; así como al sector bancario, asegurador, y de comercialización retail de productos, entre otros.


Esto conforme lo establece la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares (LFPDPPP), aprobada por el Congreso de la Unión en el año 2010.


De igual forma, cuenta con estándares internacionales como el ISO/IEC 27001 de Sistema de Gestión de Seguridad de la Información y el ISO/IEC 27701 referente a Sistemas de Gestión de Datos Personales y Privacidad de la Información (SGDPPI), que le dan mayor solidez a la estructura de una organización.


Cabe destacar que a raíz de la pandemia de Covid-19 el uso de la banda en línea creció de manera exponencial, lo que a su vez derivó a que en 2021 se registrara un incremento del 52% en las denuncias de fraudes bancarios por internet, con 24,215 reclamaciones respecto al 2020, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).


Además, en México las prácticas de robo de información se intensificaron desde el año 2017 pasando facturas de hasta 2 millones de dólares para que las empresas recuperen la misma. En tanto, un 25% de ellas se han visto afectadas por los programas de robo de información (ransomware).



A través de los derechos ARCO (Acceso, Rectificación, Cancelación y Oposición) los ciudadanos tienen la facultad de conocer quién dispone de sus datos y para qué son utilizados, solicitar rectificación de éstos en caso de ser inexactos, pedir la cancelación de los mismos por no ajustarse a las disposiciones aplicables y por último, oponerse al uso de sus datos en caso de ser obtenidos sin consentimiento.


Por datos personales se entiende toda la información que va desde la edad, domicilio, número telefónico, correo electrónico personal, número de seguridad social y CURP, entre otros.