Gobierno federal distribuirá mercancía decomisada en aduanas en municipios marginados del país

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció el inicio del nuevo programa Tianguis del Bienestar, que consiste en poner a disposición de las y los habitantes de municipios en condiciones de marginación las mercancías decomisadas en aduanas.

“Se va a un municipio pobre y se entrega a la gente. Ropa, calzado, se llevan juguetes para niños, todo lo que está en las bodegas y es una acción del gobierno, participan varias dependencias, desde luego la Secretaría de la Función Pública para dar fe de todo lo que se está entregando”, detalló el mandatario en conferencia de prensa matutina.

El jefe del Ejecutivo indicó que en la iniciativa también participan las secretarías de Hacienda, de la Defensa Nacional y de Bienestar; el Servicio de Administración Tributaria, el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado, la Administración General de Aduanas y la Guardia Nacional.


La titular de la SSPC, Rosa Icela Rodríguez Velázquez, expuso que el Tianguis del Bienestar se instalará en espacios públicos de 70 municipios en extrema pobreza de cuatro estados de la República —Guerrero, Oaxaca, Chiapas y Veracruz— para distribuir de forma gratuita artículos nuevos confiscados o decomisados en beneficio de 223 mil 750 familias que se traducen en 894 mil 998 personas.


La implementación comenzó el 11 de agosto en Atlamajalcingo del Monte, Guerrero, donde se benefició a mil 845 personas con la entrega de 231 mil 823 artículos. Participaron 89 servidores públicos, 73 del gobierno federal y 16 del estatal.


En esta entidad se realiza la primera etapa del programa con una selección de un millón 850 mil artículos para 10 municipios: Conchoapa el Grande, Metlatónoc, Atlamajalcingo del Monte, Acolzauca de Guerrero, Acatepec, Zapotitlán Tablas, Copanatoyac, Atlixtac, Xalpatláhuac y Malinaltepec.


El formato del Tianguis del Bienestar está diseñado para que la población elija los bienes que necesita de manera gratuita. Previamente se les convoca con carteles y perifoneo, aclarando que todos los productos son nuevos.


En espacios públicos se instalan carpas y mesas, en las que se colocan los bienes por categorías (tela, ropa, juguetes, calzado, enseres domésticos, entre otros), para que los beneficiarios puedan seleccionar lo que necesitan.


A lo largo de un circuito, cada persona selecciona durante aproximadamente 20 minutos. En cada una de las mesas habrá un responsable de llevar a cabo la repartición de los bienes y se emitirán cédulas de registro para tener mayor control y transparencia de la entrega.


“Con este trabajo se cumple una instrucción del presidente: que todos los bienes que están en bodegas se entreguen a la población más necesitada, a los municipios más pobres del país”, apuntó la secretaria de Seguridad.


Informó que el gobierno federal gasta mil 147 millones 619 mil 573 pesos en la renta de 69 bodegas en las que se resguardaban los productos confiscados.


Participaron en el anuncio, la secretaria de Educación Pública, Delfina Gómez Álvarez y los secretarios de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval González; de la Función Pública, Roberto Salcedo Aquino; de Hacienda y Crédito Público, Rogelio Ramírez de la O.


Asimismo, el secretario particular del presidente, Alejandro Esquer Verdugo; el comandante de la Guardia Nacional, Luis Rodríguez Bucio; la jefa del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Raquel Buenrostro Sánchez; el director corporativo de Administración y Liquidación de Activos, Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado, Luis Bárcenas Vázquez y el coordinador operativo del programa Tianguis del Bienestar, César Iván Escalante Ruiz.