Expertos coinciden en que sí hay opciones viables para suplir los agrotóxicos



La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) clausuró la Semana de la Agroecología, durante la cual reafirmó su compromiso de seguir impulsando que la ciudadanía cuente con las herramientas y el conocimiento necesario para tomar decisiones en beneficio de su salud y calidad de vida y la salud del medio ambiente.

En un mensaje a distancia, su titular, María Luisa Albores González, refirió que el gobierno de México ha emprendido distintas acciones con la finalidad de mitigar el impacto nocivo del herbicida glifosato, además de trabajar para su eliminación total en 2024.

Por ello, se incentiva la agroecología y se fomenta el respeto al patrimonio biocultural del país y su conservación con el fin de proteger la vida de las y los mexicanos, además de promover una política que fortalezca el sistema agroalimentario mexicano con modelos de producción más sanos y respetuosos con el medio ambiente.

La funcionaria federal agradeció a las y los participantes de este foro donde, además de compartir saberes y experiencias, se reafirmó la certeza de que sí es posible sustituir el uso del glifosato en la agricultura, por lo que invitó a transmitir esos conocimientos a “nuestras comunidades, a nuestra gente y nuestras familias, y a seguir trabajando por un país que prioriza el cuidado de la vida”.

El ciclo de conferencias cerró este viernes con las intervenciones de Laura Gómez Tovar, profesora de la Universidad Autónoma Chapingo, quien habló sobre el manejo de arvenses en la producción de naranja orgánica en el norte de Veracruz, y de Fernando Ramírez Muñoz, investigador del Instituto Regional de Sustancias Tóxicas de la Universidad Nacional de Costa Rica, quien explicó el uso del glifosato y sus alternativas.

Al dar por clausuradas estas jornadas de trabajo, el subsecretario de Planeación y Política Ambiental de la Semarnat, Arturo Argueta, destacó la importancia de conjuntar el conocimiento sobre agroecología, particularmente lo que se ha logrado en México a través de más de cuatro décadas.

Consideró que nuestro país está preparado para enfrentar el reto de la transición agroecológica, y recordó que en octubre de este año la Organización de las Naciones Unidas convocó a la Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios, donde los países deberán presentar lo que han realizado para cumplir con los Objetivos del Desarrollo Sostenible vinculados con la alimentación.

Finalmente, agradeció la participación de todos los expositores, que fue de muy alto nivel, ya que “permitieron conocer experiencias que no son promesas sino realidades, alternativas que han conjuntado saberes ancestrales colectivos en diálogo con los conocimientos académicos y científico-técnicos”.

Durante la Semana de la Agroecología, que se realizó del 12 al 16 de abril vía remota, disertaron varios expertos y técnicos del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, la Universidad Autónoma Chapingo, así como representantes de organizaciones civiles e integrantes de cooperativas y consultores independientes.

A lo largo de la semana se expusieron prácticas campesinas de transición agroecológica para el control de arvenses, manejo integral de la cobertura vegetal y del suelo para el control de malezas en comunidades de Chiapas, restauración agroecológica en la Mixteca Poblana con el sistema de tecorral, prospectiva agroecológica de la cafeticultura mediante el ordenamiento, rescate, reactivación y potenciación de la cadena productiva y de valor justo y comercial con cafés de calidad e inocuidad.

Asimismo, se abordaron alternativas de control de maleza sin glifosato en limón y maíz, prácticas de manejo en la producción de tuna y nopal orgánico sin uso de herbicidas y coberturas vegetales para el control de malezas, entre otros.