Disney Shanghái cerró por COVID-19 pero dejó adentro a unos visitantes


Debido al incremento de casos de COVID-19 en Shanghái, la ciudad más grande de China, ocurrió un hecho sin precedentes en el parque de diversiones Disney Resort. El parque fue cerrado este lunes y a los visitantes no se les permitió salir.


De acuerdo con una nota de CNN, las personas que se encuentran dentro del complejo tendrán que ser sometidas a una prueba de detección de coronavirus y no podrán abandonar el lugar hasta que den negativo.


A las 11:39 horas (tiempo local), en los altavoces de Disney Shanghái se escuchó el anuncio de que el parque temático principal y las inmediaciones quedaban clausuradas "hasta nuevo aviso", con el objetivo de prevenir la propagación de COVID-19.


Por su parte, las autoridades de la ciudad dieron a conocer que los visitantes del centro de diversiones tendrían que permanecer en el interior de este.


Asimismo, se mencionó que todas las personas que hayan acudido del jueves a la fecha deberán hacerse el test tres veces durante tres días.


Lo único positivo de la situación es que los juegos mecánicos y demás atracciones de Disney Shanghái se mantienen funcionando para que los presentes puedan utilizarlos durante su estancia "obligada".


La decisión de cerrar el parque se tomó debido a que en las últimas 24 horas se identificaron 10 nuevos casos entre vecinos de Shanghái y otros 34 de turistas extranjeros, todos asintomáticos.


De hecho, esta no es la primera vez que el complejo es cerrado debido al coronavirus, pues permaneció clausurado de enero a marzo de este año debido a un brote de la enfermedad en la ciudad que cuenta con una población de más de 26 millones de personas.


China es uno de los pocos países que continúa con una política radical contra el COVID-19, por lo que aísla a los positivos, con o sin síntomas, y a sus contactos cercanos.