El Patíbulo | Mejores prácticas en el IMSS


En este año de transición dónde el gobierno Morenista va a entrar, quien lleva la delantera es el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), de Tuffic Miguel Ortega, quien apenas el martes pasado se reunió con Germán Martínez, próximo director general del organismo, para dar inicio al proceso de entrega-recepción.

El encuentro fluyó con cordialidad y alrededor de los mecanismos para realizar el proceso de transición, en donde además se habló de los programas, beneficios y buenos números con los que será recibido el IMSS por la nueva administración.

Y es que se sabe que en el equipo de AMLO ven con muy buenos ojos el actual esquema de compras consolidadas del Seguro Social, que ha dejado ahorros por más de 10,500 millones de pesos durante el último lustro, lo cual reditúa no solo en la buena salud financiera del IMSS, que presenta un superávit por arriba de los 21 mil millones de pesos, sino de la población afiliada al contar con más recursos para medicamentos, equipamiento, mobiliario e infraestructura.

Precisamente en este tema, cabe destacar que también los proveedores del IMSS, llámese en rubros como medicamentos, ropa, alimentos, aparatos, servicios especializados y consumibles, han abonado muchísimo para alcanzar la materialización de los compromisos, transparentando la competencia, sus procesos y operaciones.

Mención aparte tiene el tema de los consumibles, es decir, la tinta, papel e impresoras, piezas clave para preservar y mejorar la salud de los millones de afiliados, pues diariamente se imprimen miles de recetas, estudios e informes médicos, que ayudan a doctores y enfermeras a realizar un mejor trabajo y dar seguimiento oportuno a todos y cada uno de los pacientes.

En general este sector celebra la llegada de Martínez Cázares al frente del IMSS, pues confían en su experiencia y en que el mayor reto sea seguir con la modernización del instituto, las buenas prácticas y la transparencia en las licitaciones para seguir obteniendo mejores precios y ahorros en beneficio de los derechohabientes.

Y justo aquí, llama la atención la firma Source Toner de México (STM), que lleva Carlos Íñigo, una compañía 100% mexicana con más de una década de experiencia en la venta de consumibles de cómputo, impresión y papelería, y que actualmente es la principal proveedora de cartuchos e impresión del IMSS, solamente el año pasado facturó más de 200 millones de pesos.

Así, Source Toner apuesta a la competitividad, calidad y eficiencia entre los proveedores de consumibles para ofrecer un mejor servicio, lo que embona perfecto con el plan de austeridad que el nuevo gobierno pondrá en marcha a partir del 01 de diciembre próximo, el cual se sabe se trabaja desde ya por el equipo de Germán Martínez.

#IMSS

© 2017 Capital Noticias